Los suelos de cimentación tienden a deformarse más allá de los límites permisibles cuando se someten a una tensión severa debido a la carga estructural. Esto implica una baja capacidad de carga del suelo que resulta en cimientos de mayor tamaño, lo que resulta muy costoso.

El asentamiento es el colapso del suelo debajo de la superficie del suelo que conduce a vacíos o depresiones en la superficie. El control de asentamientos es el uso de todos los medios posibles a través del diseño y ejecución de un proyecto sin zanjas para evitar un colapso en el suelo.

Esto puede provocar retrasos en el proyecto y mayores costos para rectificar el problema, así como daños ambientales no deseados. La capacidad de carga es la capacidad del suelo para soportar cargas de cimentación y está estrechamente relacionada con el asentamiento experimentado por una estructura. Una capacidad de carga insuficiente puede conducir a asentamientos diferenciales y totales intolerables, o incluso a fallas en la base.

No arriesgues tu proyecto de construcción, realiza un correcto control de asentamientos con ayuda de TOPOGRAFÍA MDM.