Uno de los procesos más importantes en la etapa de planeación arquitectónica, es la volumetría y sus estudios. En realidad, es un proceso que hace un modelado tridimensional en el que se definen las normativas máximas del emplazamiento, y así se puede trabajar la definición formal de los planos arquitectónicos.

Un estudio de volumetría permite identificar gráficamente las secciones del programa de necesidades en el plano, y es parte fundamental del trabajo creativo del arquitecto. En esta primera aproximación escultórica de la colocación y distribución de elementos que componen la edificación, representa físicamente la idea generadora del proyecto. En ella se obtiene una presentación tridimensional en forma de diagramas, que permiten comprender de forma abstracta la forma, distribución y anclaje de la edificación.

Los estudios de volumetría facilitan la definición de los conceptos y propuestas arquitectónicas, en los planos funcionales y estéticos.